La fortuna de poder ayudar

por Viernes, mayo 26, 2017

La semana pasada, cenando con amigas, hablábamos lo complicado que resulta ser madre y lo que supone en nuestras vidas. Ser madre es el cambio más increíble por el que puede pasar una mujer, en todos los aspectos, tanto física como emocionalmente. Los embarazos nos cambian, suponen un gap en nuestras carreras profesionales (que en ciertos sectores continúan sin ser aceptados) y tenemos que aprender a convivir con un nuevo cuerpo y una nueva situación.

Yo ya no soy la misma desde que Valentina nació. Mi esencia permanece pero, sin lugar a dudas, la maternidad me ha cambiado. Me ha enseñado a ser más generosa (incluso conmigo misma), a ser más práctica, a darle la importancia que merecen las cosas, a poner las necesidades de mi familia por delante de todo lo demás ya disfrutar más con los pequeños momentos.

Siento mucho más cerca el sufrimiento de los demás. Y cuando los que sufren son los niños, se me remueve todo, y es inevitablemente empatizar con las desgracias ajenas, las enfermedades o situaciones de desventaja. Mis sentimientos están más a flor de piel, desde que soy madre, y siento que tengo una enorme responsibilidad de disfrutar de todo aquello que la vida me ha dado. Mi obligación de implicarme en ayudar a los demás se acentúa porque además sé que, en mayor o menor medida, puedo llegar a todos aquellos que me leéis, algo que también comienzo a intentar trasladar a mis hijas para que sean conscientes de que son afortunadas. Por eso cuando la Fundación Theodora me contactó para hablarme de sus posibilidades de regalos para los invitados solidarios (narices y abanicos) en bodas, quise compartirlo en el blog con todos vosotros.

Este post va para ellos, Fundación Theodora. Un equipo humano que dedica su tiempo, su esfuerzo, sus pensamientos y su alma a los niños hospitalizados. Pues visita cada año a más de 30.000 niños hospitalizados, con unos doctores muy especiales, los doctores sonrisa que consiguen hacer la estancia hospitalaria algo más llevadera. Y podemos ayudarles con un pequeño gesto solidario haciendo que todos tus invitados de boda pasen un momento divertido, que siempre recordarán, regalándoles una n ariz del doctor sonrisa o un abanico. Ya son muchas las parejas que han celebrado su boda con ellos, pero se necesitan muchos más para conseguir visitas de los doctores sonrisa a sus pequeños pacientes. Y tú, ¿tienes la fortuna de poder ayudar?.

Podéis encontrar las diferentes opciones de packs solidarios especial bodas de Fundación Theodora (AQUÍ y hacer que vuestros invitados se diviertan a la vez que ayudan.

IMG_6791

IMG_6792

theodora02

IMG_6794

IMG_6795

theodora03

IMG_6800

IMG_6799

theodora

+ Mi Outfit +

Sudadera de ZARA (HERE)

+ Outfit Valentina +

Vestido de Bonhomía (HERE)

Sin etiquetas 1 Comentario 205
1 Response
  • Angeles
    junio 23, 2017

    Q maravilla !!! poder divertirte a la vez que ayudas a una gran causa, porque la sonrisa de un niño es un regalo.

¿Qué estás pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies