Un boda de la Belle Époque

por Jueves, septiembre 20, 2018

Cómo me gusta la Belle Époque. Esa época de esplendor clásico de finales del siglo XIX y principios del XX, unos años dorados en los que el optimismo era común, imperaba la elegancia y el viajar era una auténtica expresión de estilo.

A aquella época se remonta el momento dulce del Castilla Termal Balneario de Solares, fue entonces cuando se edificaron una serie de edificios en la misma línea de los prestigiosos centros termales europeos, destinados también a ofrecer días de ocio y descanso a sus huéspedes. Después vino la piscina y la capilla, también el trazado del nuevo parque, con hermosos jardines y espaciosos paseos. Todo pensado para sus visitantes, quienes compartían una misma ambición: disfrutar de la filosofía natural del Salutem per Aqua.

Sin etiquetas 0 Comentarios 254

Reentrée

por Martes, septiembre 18, 2018

Podemos decir que ya ha pasado el verano prácticamente y, que queréis que os diga, ha sido en un suspiro. Pero este año nos ha dejado momentos fantásticos, viajes maravillosos (como el de Cayo Levantado que aún os tengo que seguir contando mucho más) y nos ha renovado de energía para enfrentarnos a un nuevo “curso”.

Sin etiquetas 255

Una boda en el jardín

por Viernes, septiembre 14, 2018

Una frase del escritor y director de cine Alejandro Jodorowsky es el núcleo de esta inspiración bucólica y romántica.

Cuando te acaricié me di cuenta de que había vivido toda una vida con las manos vacías

En esta editorial se ha querido plasmar el desasosiego, el malestar de una pareja cuando no son conscientes aún de que, sólo juntos en su amor mutuo, estarán completos y alcanzarán la felicidad plena que sólo un amor grande puede dar.

Sin etiquetas 0 Comentarios 303

Una escapada termal a Cantabria

por Jueves, septiembre 6, 2018

Cantabria, una tierra dominada por el verde de su espectacular naturaleza (sólo comparable al de mi querida Asturias). Quien haya tenido la oportunidad de descubrirla se habrá dado cuenta de que a veces la felicidad se encuentra en algo tan simple como escuchar el agua y su paisaje. Y quien se haya dejado acariciar por sus aguas terapéuticas, puede considerarse un auténtico afortunado.

Y qué mejor lugar para el deleite que el Balneario de Solares. Como casa de baños data de 1827 y como hotel en 1902, compitiendo con los grandes balnearios europeos. El nivel de sus huéspedes, que acudían cada temporada, llegó a convertirlo en un centro social y cultural.

Sin etiquetas 0 Comentarios 254

Suscríbete al contenido exclusivo del newsletter de Querida Valentina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies