Conociendo a Lorenzo Caprile

por Lunes, mayo 27, 2013

“Recuerda que, sobre todo si eres la novia, el mejor vestido para ir “de boda” sólo puedes diseñarlo tú…
Ese vestido se llama amor.
Sin él, nada tiene sentido.”

Con estas preciosas palabras remata Lorenzo Caprile su libro, “Vamos de boda”. Mi copia, perfectamente dedicada, la guardo como un gran tesoro. Y es que así aparecen, a veces, los encuentros en la vida.

Hace días, recibí una especial invitación para poder compartir un desayuno en el taller de Lorenzo Caprile. ¿Quién podría resistirse?.

La trayectoria de Lorenzo Caprile en estos 20 años de profesión es absolutamente impecable. Desde el atemporal diseño de manga corta que lució Carla Royo-Villanova en 1993 hasta, quizá el más reciente y mediático, la espectacular falda de tul de Mafalda Vallejo-Nájera.

Conocer a Lorenzo, es tener frente a frente a un auténtico creador, un arquitecto de formas y texturas que huye de las modas pasajeras autoritarias, y apuesta por resaltar la belleza de la mujer sin artificios.

Cuando ves el minucioso proceso de creación de una de sus piezas, realmente entiendes lo que significa un trabajo artesanal.

Tras ver el resultado final de sus creaciones, no sorprende saber que cada pieza lleva unas 300 horas de trabajo y que cada uno de sus diseños toma forma en las expertas manos de su equipo de taller, integrado por 20 personas.

En el taller de Lorenzo, todo está cuidado y respira armonía. Desde los soportes donde guardan las ballenas perfectamente organizadas por medidas, hasta la impresionante selección de “Capriles” que te da la bienvenida según pones un pie en su taller.

Rojos apasionados, chispeantes pailletes, largos solemnes, volúmenes imposibles,… y entre ellos algunas piezas en crêpe de seda de líneas puras y con ciertos detalles arrasadores en hombro y escotes.
Son de esas piezas que al verlas sólo quieres sentirte dentro de ellas, y ver como su tejido te envuelve.

 (Imágenes del delicioso desayuno preparado por La Nube Dulce)

Lorenzo es como sus diseños: directo, refinado y absolutamente encantador.
Conocerle resulta ser realmente inspirador, él crea y da un auténtico valor añadido a sus piezas, es fiel a su estilo y ajeno a modas efímeras.

(Imagen de los bocetos realizado para Gloria, de Diario de Belleza de Telva, y Javo de La Otra Horma del Zapato)

(Imagen de los bocetos realizado para América de 321 Me caso; Cristina de Guía de Estilo y Paula de My Peep Toes)

 (Imagen del boceto que Lorenzo realizó para Querida Valentina)

Otra vez, surge la palabra con la que empezaba este post: AMOR.
Amor en cada pieza que sale de su taller, amor a las cosas bien hechas, amor a un equipo que trabaja con minuciosidad, en definitiva amor en cada detalle que compone un vestido.

Poner amor en todos los pequeños detalles que hacen grande un todo. Esa es la esencia de la vida.

Gracias a Paula Ordovás, Chiquín Figueroa y Lorenzo Caprile, junto a todo su equipo, por esta invitación tan especial y por recordarme el principio vital del AMOR.

(Todas las imágenes han sido realizadas y cedidas por Manuel Ordovás)

Lorenzo Caprile
Claudio Coello, 20 – 1º
28001 Madrid
Tel. 91 435 05 00
CITA PREVIA

¿Has sido una novia “Caprile”?. Nos encantará conocer tu historia.
Escríbenos a:
comunicacion@queridavalentina.com

Sin Comentarios

¿Qué estás pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies