La boda de Cristina y Luis

por Jueves, marzo 6, 2014

Cristina Espejo es la creadora, junto a Marta Goyanes, de Vade Estudio un genial espacio de interiorismo y listas de boda reales.

El vestido de Cristina fue realizado por From Lista with love, en cuanto conoció a los encantadores y talentosos Macarena y Javier supo que serían ellos. Cristina quería aunar sus ideas, pero sobretodo sentirse a gusto, reirse y disfrutar de cada una de las pruebas y eso fue lo que consiguió gracias a From Lista with Love.
Su vestido era un diseño lencero con escote en v, creando un efecto de camisa abierta que dejaba ver un body de encaje ajustado al cuerpo. La espalda con abertura central, era de plumeti y encaje superpuesto. De las mangas salían unos pequeños flecos desiguales con mucho movimiento. Llevaba un cinturón de pedrería de evocación geométrica.

Los zapatos fueron hechos a medida en Franjul, un diseño abotinado comodísimo que le permitió no parar de bailar en todo el día.

Fue peinada por Fernando Peluqueros, de Málaga (C/ Puerto 3, Tel. 952 210 938). Llevaba una cola bajita que daba movimiento y naturalizad al conjunto. Como complemento llevaba un tocado joya con piedrecitas verde agua de Sagan Jewelry.
Del maquillaje se encargó Inma Canillas, que optó por un tonos melocotón en el rostro y un naranja coral en manos y pies.
Como joyas llevaba su anillo de pedida y unos pendientes de su abuela estilo art decó.

Luis optó por un chaqué azul, camisa blanca y corbata coral.

La madrina, elegantísima con vestido de seda verde agua de Montesco Alta Costura y mantilla en color marfil. La madre de la novia optó por un vestido de corte arquitectónico en azul klein y tocado, ambos de 24 Fab.

Luis le pidió a Cristina que se casase con él en su noveno aniversario de novios; se casaron en verano en Málaga.

Cristina llegó a la ceremonia, en la Iglesia de San Agustín de Málaga en un humber clásico. Las niñas del cortejo llevaban vestiditos de Teresa & Leticia.

Celebraron una boda de día tipo cóctel con pequeños puestos de comida. El lugar de la celebración fue un bosquecito llamado La Casilla de Maera y el catering fue servido por Limonar 40.

Toda la decoración fue realizada por con B Mayúscula, logrando que todo encajara a la perfección. La decoración floral vino de la mano de La Buganvilla (C/Antonio Trueba 10 – Tel. 952206210).

De la fotografía y vídeo se encargó VoydeBlanco, soprendiendo a todos los invitados al final del día proyectando el video de la boda!.

Por supuesto, su lista de bodas fue realizada en Vade Estudio; así que al volver de su viaje de novios tenían la casa totalmente amueblada y llena de detalles que estaban incluidos en su lista de boda.

Para más inspiración, nos leemos en Facebook, Twitter e Instagram.

Sin etiquetas 3 Comentarios 0
3 Responses

¿Qué estás pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies