Lo que toda mamá debe saber

por Martes, mayo 29, 2018

Hace un par de semanas fuimos a conocer a Lola, la tercera hija de unos amigos, y las niñas quedaron sorprendidas al ver a un bebé tan pequeño. Después, Valentina me inundó de preguntas que me hicieron reflexionar sobre estos últimos tres años y cómo cada año ha sido diferente.

Sin lugar a dudas, ser madre ha sido el trabajo más duro pero más gratificante que he tenido nunca. Estoy segura de que muchas de vosotras estaréis de acuerdo conmigo con esta reflexión.

Ser madre trabajadora supone un conjunto de desafíos. A través de todo este tiempo, he podido aprender cómo priorizar y crear límites. No quiero decir que ya tengo todo 100% controlado, pero siento que finalmente he aprendido a disfrutar de este “caos maravilloso”. Así que aquí os dejo algunas de mis verdades sobre ser madre:

IMG_1159

IMG_1169

IMG_1160

IMG_1170

IMG_1171

1. Comunicación

Mi primer consejo, aunque podría ser obvio, es la comunicación. En mi calendario compartido anoto todo, desde las fechas en los que viajo hasta los citas del pediatra. De esta forma, Pablo y nuestra niñera están al tanto de mi agenda, así que nunca hay sorpresa.

2. Conoce sus límites

Es fácil, siendo madre trabajadora, sentirse culpable y pensar que debes compensar de alguna manera. Solía ​​tratar de hacer todo cuando Valentina era bebé. Desde temprano en la mañana, hasta el desayuno, a prepararse para ir al parque, a la organización de la casa, a la comida, a la hora del baño, a la hora de la cena y luego a la hora de acostarse. ¡Me sentía mal si no podía estar en cada una de las pequeñas cosas de su día a día!. Desde entonces, aprendí que esto es una carrera de fondo y no un sprint. Compartir responsabilidades, establecer reglas y conocer tus límites es muy importante. No es realista para una sólo persona poder hacer TODO, ¡así que tómenlo con calma!.

3. No tengas miedo de pedir ayuda

Dicho lo anterior, es importante contar con alguien que pueda echarte una mano. Así que si alguna vez sientes que necesitas un “día” o incluso una hora para volver a la rutina, ¡pide ayuda a alguien!. No hay nada peor que traer el estrés del trabajo a casa. Si necesitas tiempo para despejar tu cabeza, ¡no te sientas culpable!.

IMG_1176

IMG_1179

IMG_1180

IMG_1190

IMG_1192

IMG_1193


4. El tiempo de la familia no debe interrumpirse

Me encanta lo que hago y nada se interpone entre mí y mi trabajo, y esa es mi misma actitud con mi familia. Los límites y las reglas en ambos lados son primordiales. Ya sea una hora o diez minutos, haz tu mejor esfuerzo para desconectar tu móvil y concentrarte completamente en crear recuerdos y estar presente. Cuando Pablo y yo tenemos tiempo para estar familia, nos encanta disfrutar de las niñas y hacer planes juntos. No hay mejor sensación que ver a tu hijo reír libremente por pura felicidad.

5. Olvídate de la palabra equilibrio

Ahora trato de mantenerme alejada de esa “búsqueda del equilibrio”, ¡porque realmente es agotador!. Habrá temporadas en las que tendrás picos de trabajo y tu vida personal tendrá que sacrificarse. Y habrá temporadas en las que tu familia te necesitará más y te enfocarás más en ellos. ¡Así que mientras entiendas que hay una temporada para cada cosa, entonces te sentirás un poco mejor!.

Como os decía al principio, no es que haya encontrado la clave universal, ¡pero estos consejos realmente me han ayudado a vivirlo mucho mejor!.¿Y vosotras madres trabajadoras, cómo lo experimentáis?. ¡Me encantaría escuchar todas vuestras opiniones!.

Sin etiquetas 3 Comentarios 253
3 Responses
  • SONIA GARZON GARCIA
    mayo 30, 2018

    Hola Cristina,

    Lo primero de todo decirte que adoro tu blog, lo leo cada día y es uno de msi favoritos.

    No suelo escribir en los blogs quizás es porque yo debo de escribir los post a diferentes wedding planners españolas y encargarme de sus redes sociales, pero esta vez al leer tu post de hoy he estado pensando.
    A veces las cosas no son como una quiere, yo vivo en Bélgica con mis 2 hijos un niño y una niña, me divorcié hace ya 5 años del padre de msi hijos que es belga y desde entonces estoy sóla en Bélgica con los niños, mi hijo tenía 7 anos y mi hija 4 y desde entonces yo lo hago toda sóla, mis padres están en Madrid y no tengo a nadie a quién pedir ayuda, así que no tengo la posibilidad de sentirme culpable por no estar con ellos, el estrés hay días que va mejor que otros, vacaciones, dáis libres eso no sé lo qué es, la alegría de ser madre sí, el cansancio sí. El trabajo he tenido muchas veces que decir no, porque los niños tienen sus horarios y los tengo que llevar de acá para allá.

    Así que no siempre se puede delegar, ni pedir ayuda, ni organizarte, porque estás sóla con ellos. La vida de madre no es fácil y cuándo crías dos hijos sóla y a 2000 km de tu familia menos aún.

    Mucho ánimo a todas aquellas madres que crían sólas a sus hijos, sin ayuda e intentando de hacer las cosas lo mejor que puedan;

    Besos a todas

    Sonia

    • Cristina Duarte
      Cristina Duarte
      mayo 31, 2018

      Sonia,

      Gracias por tu mensaje.
      Ciertamente tu caso ha debido ser muy complicado, y te admiro por tener tanta determinación y fuerza para poder con todo tú sóla.
      Enhorabuena por todo!. Eres un gran ejemplo de superación.
      Gracias por compartir tu experiencia

      • SONIA GARZON GARCIA
        mayo 31, 2018

        Gracias Cristina;

        Mi mejor recompensa es ver a mis hijos reir cada día.

        Somos mucho más fuertes de lo que jamás creeríamos y yo seguiré levantándome cada día para verlos sonreir.

        Muchos besos

        Sonia

¿Qué estás pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies