10 cosas que debes de saber antes de mudarte al campo

por Jueves, julio 1, 2021

Puede ser motivado por la situación actual de pandemia o bien por el momento vital en el que me encuentro, pero lo cierto es que llevo muchos meses fantaseando con la idea de cambiar lo urbano por lo rural.

He de reconocer que nunca he vivido en el campo, y dar el paso de decidir vender casa en Barcelona, o vender casa en Valencia, sea la ciudad que sea donde resida, sería algo así como «quemar las naves» y realmente impone. Dicho esto, hay algunas verdades y alegrías fundamentales sobre la vida en el campo que la mayoría de la gente sólo descubre una vez que ha hecho el cambio.

La vida en el campo es el paraíso. Todos los clichés son ciertos. Maravilloso aire puro. Acceso ilimitado a la naturaleza. Un ritmo más lento y suave. Pero tener una visión más real (menos edulcorada) de lo que realmente significa la vida rural, ayudará a sobrevivir al cambio.

Captura de pantalla 2021-07-01 a las 12.44.30

1. PRUEBA ANTES DE COMPRAR

A menos que vayas a mudarte a una zona que conozcas perfectamente, pasa al menos seis meses alquilando una propiedad para entender realmente un lugar antes de comprometerte. Unos cuantos kilómetros alejado de un código postal pueden afectar las velocidades de banda ancha, la logística doméstica, las escuelas cercanas, el médico de cabecera, el acceso al transporte público y mucho más.

Ser un comprador sin ataduras también te dará una ventaja cuando encuentres la casa de tus sueños.

2. ESTAR ABIERTO A OTRAS IDEAS

Debemos reconocerlo, estamos acostumbrados al discurso político liberal y centrado de las ciudades, las opiniones rurales pueden ser una sorpresa. Cuestiones como la agricultura, la inmigración, la vivienda y la caza son algunos de los grandes temas de la agenda rural y es posible que te encuentres como una voz solitaria entre la multitud. Encuentra algo en común.

3. SE LEAL AL LOCAL

Investiga sobre los servicios locales cuando estés buscando casa. Puedes buscar online o, mejor aún, preguntar a los lugareños cuando lo visites. Entérate sobre iglesias, tiendas, peluquerías, oficinas de correos, cafés, panaderías, escuelas de pueblo y guarderías.

4. HAZ CONEXIONES

Saber a quién preguntar si tu fosa séptica se bloquea el día de Navidad será invaluable. Las amistades en el campo a menudo no provienen de intereses o antecedentes culturales compartidos, sino de la necesidad.

En la ciudad, nuestras amistades son socialmente estrechas, en el campo son tan maravillosamente variados como una cosecha, y mucho más ricas por tanto.

5. CONSIGUE EL «LOOK»

Después de tantos años persiguiendo modas y estilos, en el campo te darás cuenta de por qué vale la pena invertir en un buen par de botas de agua, calcetines calientes o una chaqueta impermeable.

Resulta que mi abuela tenía razón: no existe el mal tiempo, sólo la ropa inadecuada.

6. PRÉPARATE

Hay una dinámica interesante en lo que respecta a la vida rural y los animales. Ganado, aves, criaturas salvajes: puede haber una desconcertante falta de sentimiento en la relación del campo con todas las criaturas grandes y pequeñas.

Es un enfoque práctico y sensato, pero los amantes de los animales pueden necesitar algo de tiempo para acostumbrarse.

7. HAZTE CON UNAS BUENAS RUEDAS

A pesar del atractivo ecológico de la vida en el campo, viajar en coche es la cruda realidad. Los autobuses rurales son prácticamente inexistentes y, en la mayoría de los lugares, andar en bicicleta por los caminos rurales es solo para los intrépidos. Tener un coche que pueda hacer frente a los viajes durante todo el año, es esencial.

8. ACOSTÚMBRATE

El campo huele. O, al menos, puede hacerlo. Y puede ser ruidoso. Mucha gente imagina el campo como un paraíso idílico. La realidad es que es un entorno de trabajo con todos los problemas asociados. Las granjas pueden ser muy ruidosas: la maquinaria, el ganado o el procesamiento de granos son parte del proceso.

9. TEN CUIDADO DE COMPRAR TERRENOS

Poseer tierra significa administrarla, ahí lo dejo.

10. CONECTA CONTIGO MISMO

Quizás sea una obviedad que dondequiera que vayamos, no podemos escapar de nosotros mismos. El campo no traerá paz interior, sólo paz exterior.

Espero que os haya ayudado, yo pasaré los días deshojando la margarita. Temo pasar tiempos amando todo lo relacionado con la vida rural y tiempos suspirando por la vida en la ciudad, pero mientras me abrazo a mi buena suerte.

La vida en el campo o en la ciudad es maravillosa, lo importante es la ilusión por vivirla. No se lo digas a nadie más.

Sin etiquetas 0 Comentarios 264

Sin Comentarios

¿Qué estás pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies