Mommy Guilt

por Viernes, febrero 26, 2016

Pues bien, este sentimiento me ha estado rondando mucho recientemente y pensé que hoy sería la oportunidad perfecta para hablar de este “mommy guilt” (básicamente, tratando de encontrar el equilibrio entre el trabajo y la maternidad). Cuando estaba embarazada de Valentina, me dije que me gustaría volver a trabajar de inmediato. Pero una vez que nació, me di cuenta de que las cosas no volverían a ser iguales nunca más y Valentina se convirtió en mi prioridad número 1. Yo sabía que no podía abandonar mis proyectos personales, por lo que durante meses tuve problemas con este sentimiento de culpa. Me sentía culpable cuando estaba trabajando y no pasaba tiempo con Valentina, pero también me sentía culpable cuando estaba con Valentina y no me dedicaba a mi trabajo. Aceptar y vivir con esta sensación es más difícil de lo que pensaba, y no hay ninguna fórmula secreta, sino que se trata de encontrar un equilibrio que funcione para cada una. Hoy voy a compartir con mis mommy-lectoras mis 3 consejos para lidiar con el sentimiento de culpa!.

1. Acepta tu culpa

Es bueno saber y entender ty culpabilidad. Una vez que la aceptas, tienes el poder de hacer algo al respecto. Finalmente he aceptado lo que soy capaz de hacer y lo que soy capaz de proveer para mi trabajo y mi familia. Era (¡y sigue siendo!) una batalla difícil para mí. Y eso no quiere decir que he averiguado cómo resolverlo, pero me siento como que he llegado a un lugar mucho más cómodo. El sentimiento de culpabilidad es totalmente aceptable y normal, pero una vez que reconoces esta culpabilidad, tú serás capaz de tomar medidas en contra de ella.

2. Vuelva a priorizar

Es fácil caer en la sobreexigencia porque sientes que tienes que dar el 100% de tu tiempo a tu familia y a tu carrera profesional. Contraté a una nanny (que es por suerte fantástica y nos hace todo más sencillo) para venir de lunes a viernes por lo que así podría dedicar tiempo a mi trabajo. Fue cuando hice un viaje laboral a Madrid para asistir a la Madrid Fashion Show cuando todo se puso en perspectiva. Me había ido de menos de 24 horas, pero cuando llegué a casa a medianoche me fuí directamente a ver a Valentina, y me sentí que en aquellas horas había estado fuera ella había crecido. Me di cuenta entonces que no quería dejar de ver crecer a Valentina a causa del trabajo. Al día siguiente di gracias infinitas por tener la suerte de tener un trabajo que me permite tener flexibilidad, por lo que puedo pasar cada día un ratito con Valentina. Así que las mañanas estoy concentrada en mi trabajo, pero las tardes a partir de las seis de la tarde son para ella. Estos momentos, junto con los fines de semana, están reservados para el tiempo en familia. Sé que hay ciertas cosas que tendré que sacrificar, pero la recompensa va a ser mucho más grande!.

3. Apreciar el tiempo que tienen

Yo entiendo que la mayoría de las madres trabajadoras no tienen el lujo de poder organizar así su tiempo de trabajo. Incluso ahora, cuando paso tiempo fuera de casa por viajes o reuniones me siento triste por no estar todo el día con Valentina, pero pienso en el tiempo que puedo pasar con ella, sobre todo el fin de semana (que estoy segura de que ya os habréis dado cuenta de que ella protagoniza mi Instagram!).

Así que si tú estás sufriendo de este remordimiento, sólo sé que es normal. Si tienes tiene algún consejo sobre cómo tratar este tema, por favor cuéntamelo en los comentarios de este post. Sigamos apoyando, inspirando, y animándonos unas a otras a través de nuestras propias historias!.

Fotografía: Instantánea & Tomaprimera | Emplazamiento: Petit Palace Lealtad Plaza **** | Ranita de Valentina: Laupers

Sin etiquetas 5 Comentarios 3
5 Responses
  • CosasQuesemerecenun10.COM
    febrero 26, 2016

    Ser madre trabajadora es un muy dificil equilibrio… Sobre todo si se esta lejos de la red familiar y los niños son muy pequenos y totalmente de sus padres. Tratamos de hacer solas lo que antes hacian las mujeres sin trabajar y roeadas de abuelos, tios, primos etc…. Asi que casi nos tenemos que convertir en super women…Pero como yo siempre digo, “la culpa no existe” !!! . Lo principal para los niños es que nosotras estemos satisfechas con nuestra vida, no solo en la faceta de mama, pero tambien en las otras. Yo he logrado un cierto equilibrio buscando espacios y momentos solo para mi, no como madre, ni esposa, ni trabajadora, solo como Iciar. Tomarme un par de horas el fin de semana para irme a un cafe a leer, ver a una amiga, irme a ver una peli. Eso hace que recarge las pilas y luego tenga una energia fantastica con mi hijo. Hacemos todo lo que podemos y mas ! Fuera la culpa! Un abrazo! Iciar

    • Valentina
      febrero 26, 2016

      Qué bonito y motivador tu mensaje Iciar!.
      Mil gracias y un abrazo grande

  • patricia
    febrero 26, 2016

    No hay que tener sentimiento de culpa, no. Nuestros hijos tienen que saber el mundo en el que han nacido y la situación que tienen que vivir como es la incorporación de las mujeres al mercado laboral. Las que renunciamos realmente somos nosotras que a veces no llegamos a todo, o a nada. Yo tengo tres, y aunque ya más mayores, ha habido momentos duros, de insatisfacción, de pasarlo mal, pero todo pasa y hay que estar contentas y sentirnos realizadas con lo que hacemos. Estando contentas y felices, todo va a ir sobre ruedas. Mucho ánimo y adelante. Nosotras valemos mucho. !!!
    Me encanta tu blog y como escribes. Tengo que reconocer que mi debilidad son los blog de novias y bodas. Me embobo y eternizo viendo cosas de éste tipo…. me teletransporto a ese momento y bueno, eso también forma parte de nuestra estabilidad emocional. Un beso muy muy fuerte. PATRICIA

    • Valentina
      febrero 26, 2016

      Gracias Patricia por tus palabras. Y cobran más significado cuando vienen de una madre de familia numerosa, como tú eres según cuentas!.
      Gracias por seguir el blog, un fuerte abrazo!.

  • Elena
    febrero 26, 2016

    Totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores, yo también soy madre de tres hijos ya mayores, pero fueron pequeños y muy seguidos los dos primeros, ademas sin familia en nuestro lugar de residencia y trabajando, a veces me pregunto como lo he hecho, pero lo haces y todo pasa, lo que si te digo que disfrutes de cada momento que pases con ella, eso siempre queda y todo pasa volando… los días, los años y esos si que ya no vuelven, disfruta de todo … tu trabajo, tu hija, tu marido hay un tiempo para cada cosa, besos y como siempre preciosas fotos.

¿Qué estás pensando?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies